martes, 19 de diciembre de 2017

¿QUÉ DUELE MÁS, LA NOCHE O EL DIA?











Hace unos dias, paseaba por mi barrio cuando en un portal ví a una persona que dormía entre cartones y mantas.
El portal es bastante grande y hace como un rincon donde es fácil de resguardarse del frio y donde parece que suelen juntarse algunas personas sin techo.
Ignoro cuantas hay en mi ciudad, pero aunque sólo fuese una persona ya es una injusticia.
No voy a criticar las politicas del gobierno, eso ya todos lo saben y conociendome acabaría escribiendo insultos y muy cabreada.

Lo peor de todo esto radica en el peligro de la costumbre. Si nos acostumbramos a ver personas que duermen en los cajeros automáticos, acabaremos por considerarlo normal.
Y no es normal.

Normal debería ser que todos en todas partes pudieran dormir bajo un techo, y no mendigar dinero ni comida. Sé que existen organizaciones como Cáritas, Arrels, y otras que se dedican a asistir y ayudar a estas personas. Así que, al menos podemos pensar que algo hace la sociedad por ellos.
Aunque nunca será suficiente, porque la solucion al problema pasa por evitar que suceda.
Y eso la responsabilidad la tiene el gobierno y los bancos. La gente de la calle podemos ayudar, pero siempre será un parche al problema, nunca la solucion.

Aparte de esto, me gustaría explicar qué pensamientos me vinieron a la mente cuando ví a esa persona.
Hace ya una semana y sigo sintiendo una gran tristeza.
Lo primero que me vino a la mente fue que debia sentirse muy sola.

Eran las seis de la tarde y ya estaba acostada entre los cartones y una manta de color azul palido.
A las seis de la tarde.
Seguro que no tenía sueño.
No puede ser.
Es simple: no tenía nada que hacer.
Y eso me revolvió las tripas.
Todos tenemos cosas que hacer, aunque sea pasear y ver tiendas.  Esa persona no. Nada que hacer a las seis de la tarde.
Y lo peor de todo: nadie con quien hablar.

Al no tener nada que hacer y nadie con quien hablar se acostó a dormir. A las seis de la tarde cuando todavía se puede hacer muchisimas cosas y hablar con muchas personas.

¿Qué puede ser mas doloroso...dormir solo o vivir solo?.

Cuando nos metemos en la cama a dormir, no importa que estemos solos porque de todas formas no lo estamos: tenemos nuestros pensamientos, o sea que estamos con nosotros mismos. Nos hablamos, nos preguntamos cosas y nos contestamos.
Pero de día si estamos solos, lo estamos y mucho. Porque las personas van y vienen a nuestro lado y si queremos podemos hablar con ellas, pero una persona sin techo no tiene a quien decirle 'hola'...ni ¿como estás?...No es que nadie les pregunte ¿Cómo estás?...sino que ellos no tienen a nadie para decirselo.
Ningun pariente, ningun amigo.
Pero no olvidemos una cosa y es que todos deben de tener parientes, y deben de haber tenido amigos.
Y de golpe...nadie.

Nadie a quien contarle sus historias. Porque historia tienen, y cosas a enseñarnos tambien...muchas cosas a contarnos. Pero se van a dormir a las seis de la tarde porque no tienen  nadie que les escuche.

Soledad.

Quizas no temen tanto el no tener qué comer, o que beber...sino el estar solos.

Quien más quien menos hemos dado dinero o comida a esas personas, pero tambien necesitan que les hablemos. Y mejor aun que les escuchemos.
Sin juzgarlas.

4 comentarios:

  1. Duele lo mismo de noche que de día,tengo la oportunidad, no siempre de hablar y darles un bocadillo, café, un caldo o consomé cada cierto tiempo.
    Saludos
    Algunos no cuentan sus historias por vergüenza.

    ResponderEliminar
  2. Me alegro que estés ahí para acompañarles y ayudarles. Hay muchas organizaciones que brindan esa ayuda, pero creo que lo que mejor funciona siempre, es el contacto persona a persona.
    Y sí, es verdad que muchos callan porque les da verguenza. Por eso mismo mejor es estar ahí sin juzgar. Y si no quieren nada, pues respetar su silencio; pero que sepan que siempre pueden confiar en nosotros.

    Y yo creo que duele más el dia.

    Gracias por tu comentario Rafael Mateos.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. En el día puede doler más simplemente porque le das más al "run run " y piensas más en la situación en que uno se encuentra. Por la noche dormido no sientes nada pero, dependiendo el sitio o lugar puede ser más peligroso. La situación no es nada fácil.
    ¡¡ Feliz Navidad !!

    ResponderEliminar
  4. Hola:
    Lo mas importante, para mi, es mirarle a los ojos en el instante que les doy algo.
    Me produce una sensación ambivalente.
    Por una parte siento como un latigazo, como si
    fuera culpable de algo
    Por la otra, satisfaccioón, despues de sentir las gracias,
    He observado que cuando alguien da algo pasa como si tuviera prisa, sin mirar y ya esta, ¿caridad?.
    Hay que mirar y reflexionar como bien has hecho, esta bién de sentir culpa, porque de hecho la tenemos, no individualmente pero si colectiva.
    Aunque los verdaderos culpables, son el sistema capitalista por un lado y nosotros en la medida que con nuestros actos lo apoyamos.
    La soledad es otro tema, aunque bien es verdad que en muchos casos habria que analizar el porque ha llegado hasta ahi.
    ¿dia o noche? la diferiencia es que por la noche hay menos ruido y nos escuchamos més, el problema es cuando duele el alma......

    YOEL

    ResponderEliminar