martes, 31 de enero de 2017

LOS MEJORES ENEMIGOS









Acabo de leer la novela histórica de Posteguillo que cuenta la vida de dos enemigos: Escipion y Anibal.
La recomiendo porque es francamente buena e históricamente leal y honesta.
Pero una historia ya sea real o inventada siempre tiene que enseñarnos algo. Y por supuesto ésta me ha enseñado y quisiera compartirlo.
Me enseña que entre muchas cosas, somos el reflejo de nuestros enemigos.
Anibal es el mejor estratega militar que ha habido, pero sin Roma, sin Escipion como enemigos no lo hubiera sido nunca, asi que le 'debe' su gran fama, merecida por supuesto, al mas grande enemigo que tuvo nunca.
Y lo mismo se puede decir de Escipion.
Escipion no sería ese personaje tan extraordinario si no hubiera existido un Anibal.
Y eso me hace pensar en que, si es bueno tener amigos y amigas, tambien lo es tener buenos enemigos.
Esos enemigos que nos hacen mejores, que gracias a ellos nos vamos puliendo como si se tratara de pulir un brillante.
Lo mejor que nos puede pasar es tener buenos amigos...pero lo peor que nos puede pasar es no tener ningun enemigo.
No tener enemigos significa que no lo estamos haciendo bien.
Escipion y Anibal, sin quererlo y seguramente sin saberlo, tuvieron una vida muy parecida, muy igual. Al fin los grandes y buenos enemigos se nos parecen más que los amigos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada