miércoles, 6 de febrero de 2013

ENKIDU y el AMOR (III)




Enkidu es el amigo de Gilgamesh.

Dice la leyenda que Gilgamesh era una persona violenta, salvaje y muy poderosa. Rey de Uruk,un tirano que hacía lo que le daba la gana; el derecho de pernada, torturas, robo, asesinato, etc. El pueblo harto ya de tanta injusticia clamó a los dioses, y éstos pensaron que quizas una buena amistad fuera lo mejor para calmarlo.
Una amistad.

Los dioses crean a Enkidu, un ser salvaje, que tiene más de animal que de humano.Desconoce el amor y vive desnudo entre animales. Resulta extraño que un ser tan violento como el propio Gilgamesh, haya sido creado para domarle. Tienen los dos la misma personalidad, es un reflejo exacto, un calco identico.
Y es como un circulo. Para que Enkidu pueda ayudar a Gilgamesh, primero tienen que cambiarle la personalidad a él.

Se trata de que el hombre se vuelva más humano y deje de lado su parte animal.
O sea desarrollar su espiritu.
¿Cómo lo hacen los dioses?.

Se supone que Enkidu no conoce las relaciones sexuales; asi que encargan a una mujer que esté con él. Solo entonces pierde su aspecto animal y salvaje y consigue estar en paz con su espiritu. Digamos que deja de ser un animal para converstirse en un ser social.
De esta manera ya puede ayudar a Gilgamesh. Y lo consigue.
Despues de una dura batalla Gilgamesh y Enkidu se hacen amigos inseparables.


Que se puede aprender de este mito?.

La verdad es que es un poco extraño todo.

Primero los dioses ya podian haber creado a un ser amable, sociable, tranquilo y espiritual, desde el mismo principio. Pero no. Crean un salvaje que todavia no se ha relacionado con ninguna persona y menos con una mujer.
La mujer lo tranquiliza..¿cómo?...teniendo relaciones sexuales con él.
Pienso que no se trata simplemente de una relacion carnal. Sino que entabla una relacion de amor, de ternura y cariño. El amor de una mujer, le redime, le da sosiego a la carne y es cuando aflora el ser humano, y sólo entonces puede ayudar a Gilgamesh.

Dice la leyenda que Gilgamesh se hace amigo inseparable de él y que juntos viven aventuras increibles, (como es de esperar en un mito) , hasta que Enkidu muere causando un gran dolor a Gilgamesh.

El amor que sentimos por un amigo o por nuestros padres, eso es lo que salva al hombre del ser salvaje y violento que lleva dentro.

El amor tranquiliza, sosiega, calma y ofrece un futuro.

Pero no es fácil. Amar es un privilegio que no está al alcance de muchos.

Jesús de Nazareth cuando dijo: “Amaros los unos a los otros, como yo os he amado”, puso el listón muy alto. 
 
Y Pablo lo bajó al decir “Soportense los unos a los otros”.

Creo sinceramente que el 'Amor' entra de lleno en la categoria de 'mito'.



6 comentarios:

  1. Yo soy la heroína de mi propio mito!!! Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro Candi; asi debe de ser siempre.

      Un abrazo...

      Eliminar
  2. Necesito Tranquilidad!!!
    hay alguien que me ayude?

    ResponderEliminar
  3. (Fuera de bromas), la relacion Intima que existe entre este relato (ahhhh ya se creian otro tipo de comentario), y el relato del Genesis, es prueba de como el folkclore de Mesopotamia influyo poderosamente en la cultura del pueblo que llego a ser conocido como pueblo de israel antiguo.
    Interesante..gracias.
    miker

    ResponderEliminar
  4. Gracias a ti miker....

    Y para estar tranquilo nada mejor que salir al parque con tu hijita ( creo que tienes una...)....Disfruta del día, de la tarde y de la noche....
    Vuelve a ser un niño...¡¡¡

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar